Newsletter

Accueil du site > Défis sociaux de la mondialisation > ¿Cómo haremos para alimentar a los 9.000 milliones de habitantes del planeta (...)
aaa

¿Cómo haremos para alimentar a los 9.000 milliones de habitantes del planeta en 2050 ?

mercredi 18 février 2009 par Jean Bourdariat - Mis à jour le lundi 19 novembre 2012

En 2007 y 2008, los precios de los alimentos aumentaron considerablemente. En algunos paises hubo manifestaciones de poblaciones hambrientas, conocidas como « motines del hambre ». Actualmente 850 milliones de personas se encuentran subalimentadas. Una persona muere de hambre cada 3 segundos en el mundo. Sin embargo, el mundo fue capaz de alimentar una población que se duplicó desde 1960 hasta 2000. La disponibilidad alimentaria promedio aumentó de 2.500 a 3.000 kilocalorías por habitante y por día – evidentemente con disparidades según las regiones y los países.

Este logro fue conseguido porque las superficies cultivadas aumentaron (un 13%) en cuarenta años y aquellas que son regadas se duplicaron. El rendimiento de los cultivos aumentó más del 100% en Asia, en Latinoamérica y en los países del OCDE (América del Norte, Europa, Australia, Japón). Ahora se necesita sólo un cuarto de hectárea de cultivos para alimentar a una persona durante un año, que hace 40 años bastaba con media hectárea. En otras regiones, el rendimiento de los cultivos aumentó menos, mientras que en África subsahariana y en Russia sigue estando bajo el nivel del OCDE en 1960 : el retrazo es importante.

Si aumentaron los rendimientos, es gracias a la modernización de la producción y a una integración vertical de la cadena de valor de la producción. Arriba del proceso de cultivo, empresas internacionales abastecen los productores en tecnologías, equipos, semillas, abonos, herbicidas. También las industrías de transformación y las empresas de servicios tienen un papel importante más abajo del proceso de cultivo para distribuir los productos alimenticios hacia el consumidor. La modernización se efectuó a costa de los pequeños campesinos. Por lo general, el valor del cultivo represente solamente el 10% del precio de venta final al consumidor en las tiendas y en los supermercados. El comercio equitativo sigue teniendo una cuota de mercado débil que no permite aumentar los ingresos de los campesinos : la población rural permanece por lo general bajo el nivel de pobreza por falta de tierras o falta de empleos, o ambos.

La población mundial crecerá el 50% desde hoy hasta el 2050. Durante los proximos 40 años, tendremos que nutrir a los que ahora padecen de hambre, alimentar a 3.000 milliones más de personas, entregar alimentos a ciudades gigantes, ahorrar el agua que falta en algunas regiones, proteger el medio ambiente y los ecosistemas, adaptarnos al cambio climático.

El desafio

Entonces, ¿cómo haremos para alimentar a la población del planeta en 2050, la cual habrá aumentado el 50% ?

PDF - 2.3 Mo
Agriculture et alimentation en 2050
Présentation de la prospective du CIRAD et de l’INRA sur les systèmes agro-alimentaires à l’horizon 2050

Dos institutos franceses de investigación científica, el Instituto Nacional de Investigación Agronómica (INRA) y el Centro Internacional de Investigación en Agriculturas para el Desarollo (CIRAD) se juntaron para construír una metodología prospectiva y buscar las respuestas a este pregunta. Dicha prospectiva fue llamada « AGRIMONDE ». Abarca todo el planeta y se apoya en la descripción de los ecosistemas eloborada por el grupo « MEA » de expertos, constituido por las Naciones Unidas en el 2001 (Millenium Ecosystem Assessment). Los expertos calcularon la producción de alimentos en kilocalorías vegetal por hectárea, y el consumo en kilocalorías por habitante y por año. Concibieron formulas de conversión en kilocalorías según los productos y según que fueran vegetales o animales. Un modelo de equilibrio entre la producción y el consumo fue elaborado.

Los logros de la prospectiva

El OCDE, Latinoamérica y África subsahariana son regiones que disponen de más recursos naturales (selvas, superficies cultivables, agua) en relación con su población. Existe una reserva de tierras cultivables en Brasil, país que pretende ser la « finca del mundo ». Pero las superficies para el cultivo son insuficientes en Asía – el 75 % ya son explotadas – y en el sur del mar Mediterráneo y Medio-Oriente – el 87 % son explotadas : ambas regiones no son capaces de autoalimentarse, y no lo serán tampoco en el 2050. La escasez de agua es otro problema : la situación ya es crítica en el sur Mediterráneo ; esta región tendrá 100 milliones más de habitantes que habrá que nutrir. Los escenarios climáticos prevén que un alza de las temperaturas y una escasez mayor de lluvia se producirá en torno al mar Mediterráneo durante el siglo XXI, lo que disminuirá el rendimiento de los cultivos.

El sur del Mediterráneo, el Medio Oriente y Asia son regiones que seguirán teniendo un déficit alimentario : las producciones vegetales y animales son insuficientes. África también tiene un deficit alimentario, sin embargo dispone de superficies cultivables grandes que permitirían satisfecer sus necesidades bajo algunas condiciones (la población africana aumentará el 270% durante el siglo XXI). Los cambios en el régimen alimentario de las poblaciones son otros factores importantes : la demanda de productos animales crece en todos los países en desarollo, lo que es (resulta) un problema en sí mismo – 1.000 metros cúbicos de agua permiten producir 1.000 kg de trigo, pero solo 77 kg de carne de res.

El escenario Agrimonde pretende evaluar la capacidad de cada región del planeta para satisfecer sus necesidades alimentarias en 2050. Han descartado la hipótesis de olas grandes de migraciones (lo que no significa que no pudiera occurir) : han calculado un régimen « normal » de migraciones evaluado en 100 milliones en 40 años. Tampoco fue integrado el cambio climático al escenario cuantitativo, por falta de datos económicos : sin embargo está integrado al escenario cualitativo.

La conclusión es que alimentar a los 9.000 milliones de habitantes del planeta en 2050 es posible. Para lograr este objetivo, es necesario cumplir con algunas condiciones :
- Los hábitos de consumo deben evolucionar : la relación entre el aumento de las ganancias y el volumen de consumo tiene que desaparecer.
- Se necesitan inversiones considerables en infrastructuras y en investigación y desarollo : el desafio es aumentar los rendimientos de los cultivos, reducir las pérdidas, desarollar sistemas agrarios compatibles con la preservación de los ecosistemas y resistentes al cambio climático.
- Los gobiernos deben implementar políticas a niveles locales y globales para adaptar los sistemas agrarios, modificar los hábitos de consumo, organizar y regular el comercio de los productos alimenticios entre las regiones del mundo, lo que es imprescindible para la alimentación de las regiones que sufren de un deficit agropecuario.

La prospectiva Agrimonde distingue variantes al escenario, según que se logre en 2050 una disponibilidad promedio de 3.500 o 3.000 kilocalorías por habitante y por día, y según que sigua aumentando o que se reduzca el consumo de productos animales. Es más dificil lograr una disponibilidad de 3.500 kcal por causa ecológicas (preservación de los ecosistemas, escasez de agua), sociales (ocupación de superficies por ciudades gigantes, pobreza en zonas rurales y urbanas, preservación de las tierras de poblaciones indígenas), geostratégicas (escasez de reservas de tierras).

Preguntas y agenda

Ahora se necesitan realizar urgentemente otras investigaciones para contestar a preguntas importantes, entre ellas :
- ¿cómo prevenir los conflictos que pudieran occurir para el acceso al agua, a la tierra, al alimentación ?
- ¿cuál será el impacto del cambio climático sobre la seguridad alimenticia ?
- ¿qué margen de maniobra tenemos para aumentar las disponibilidades alimenticias (alimentarias) ?
- ¿cuáles son las límites de la resiliencia de las poblaciones ?
- ¿pueden los stock físicos y virtuales favorecer la estabilización de los precios internacionales y domésticos de los alimentos ?
- ¿cuáles son las consecuencias a largo plazo de las inversiones extranjeras en tierras agrícolas ?
- ¿cómo crear empleos y rentas en los países que tienen una vulnerabilidad alimentaria fuerte ?
- ¿cómo seguir alimentando a ciudades cada vez más grandes ?
- ¿qué políticas de nutrición desarollar ?

No podremos contestar estas preguntas sin juntar a investigadores y expertos de campos disciplinarios diferentes : agrónomos, economistas, sociólogos, antropólogos, geógrafos, ingenieros, hidrólogos, etc. El papel de los políticos y de las ONG es muy importante para explicar los desafios a las poblaciones y crear las condiciones para tomar decisiones en tiempo.

A corto plazo, hay importantes eventos en la agenda. El escenario « Agrimonde » detallado, cuantitativo y cualitativo, será presentado en los proximos meses. Una red internacional de expertos de la agricultura y de la seguridad alimentaria va a ser creada según el modelo del GIEC (o IPCC, Intergovernmental Panel on Climate Change). El « GCIAR » (Consultative Group on International Agricultural Research) de las Naciones Unidas va a ser reformado a principios del 2010.

Ahora es imprescindible que se movilise los gobiernos a nivel mundial y que se informe a la población sobre la situación actual y los desafios.

P.-S.

Millenium Ecosystems Assessment : http://www.greenfacts.org/es/ecosistemas/index.htm

Agrimonde : http://www.paris.inra.fr/prospective/projets/agrimonde